Procedimiento

Hacer una corona con la harina. Poner en el centro el azúcar, los huevos y la levadura disuelta en agua de la canilla, NO TIBIA. Comenzar a incorporar la harina hacia el centro e ir mezclando todos los ingredientes de apoco hasta terminar de unirlos a todos. Amasar muy bién durante 1/2 hora aproximadamente. Trabajarla con aceite, ya que es una masa muy pegajosa.

Una vez que la amasó, colóquela en un recipiente y dejela fermentar 2 1/2 veces el volumen inicial. Retírela del recipiente y amásela nuevamente durante 10 min. aprox. Vuelva a colocarla en el recipiente y deje que fermente igual a la vez anterior. Una vez logrado dicho punto de fermentación, retírela del recipiente y córtela en 4 partes aproximadamente iguales. Deje descansar 1 hora y proceda a estirar cada bollo con un palote dándole forma alargada (50cm x 20 cm aprox.) Úntela con manteca de cerdo (100 Gr.a cada una) y estírela para todos los lados, intentando que la masa quede transparente.

Luego proceda a enrollarla, desde arriba hacia abajo, hasta lograr un "chorizo". Haga lo mismo con las demás. Tome la primera que hizo y comience a estirarla hasta que tome una longitud de aproximadamente 2 m. Luego tome un molde pizzero y colóquela dentro en forma de espiral con una separación de 2 cm. entre vuelta y vuelta. Colóquela (tapada con un nylon) en un lugar templado, hasta que la ensaimada tome un volumen 2 veces el inicial o se hayan juntado todas las "vueltas". Retire el nylon y cocínela a horno minimo/medio (160ºC) hasta que la ensaimada esté dorada. Retírela del horno y, una vez fría, córtela al medio como a un bizcochuelo y rellénela con crema pastelera casera o dulce de leche, por último, póngale azúcar impalpable por arriba, con un tamíz.